Tabiques curvos

Tabiques curvos

Hasta no hace mucho, la ejecución de sistemas de yeso laminado, pladur, en forma curva, incluso en falsos techos requería de más pericia que técnica. Durante años, el método utilizado era apoyar las placas en un muro, colocadas de pie, e ir mojando la cara oculta con agua, poco a poco, hasta llegar a la curva deseada. Era un método un tanto artesanal que no garantizaba que todas las placas tuvieran la misma curvatura salvo que se creara un molde, lo que sólo se hacía en trabajos de mucho volumen.

La incorporación a los distintos catálogos de la placa de 6 mm. de espesor jubiló el método descrito. Aunque no debemos olvidar que para curvas con un radio amplio, las placas de pladur estándares, de 13 mm. y 15 mm. son perfectamente útiles sin necesidad de humedecerse.

Pero para radios cerrados, se utiliza la placa de 6 mm. de espesor, eso sí, siempre requeriremos una estructura con muchos más perfiles verticales (cada 300 mm.) y utilizaremos DOS placas de 6 mm., colocadas una sobre la otra y rompiendo juntas, para así homogeneizar el paño y evitar “cabezonas” que es como llamamos los instaladores de pladur a las juntas en el lado estrecho de las placas.

Por último, los tabiques curvos requieren de un trabajo de tratamiento de juntas mucho más delicado que los sistemas pladur rectos.